Según un estudio de Kaspersky Lab y Ponemon Institut, el 60% de las pymes que sufren un ataque informático desaparece en los seis meses siguientes.Uno de los robos más frecuentes es el secuestro de información o denominado en términos informáticos ‘ransomware’, mediante ese asalto el pirata informático accede al servidor, cifra la información de la que dispone la empresa para finalmente extorsionar pidiendo una cantidad de dinero a cambio de la información.

Por desgracia esta táctica no es la única que utilizan los hackers, también bloquean la conexión a la red provocando no solo retrasos, si no la perdida de datos y la actualización de los pedidos que ya pudiera tener hechos el autónomo. Al introducirse en el sistema de la pyme pueden incurrir en la usurpación de la identidad del empresario y de esa forma obtener datos de los clientes y conocer qué es lo que le solicitan al comerciante.

Ciberataques

Contactanos